Advertorial ¿Es un anuncio?

Seguro que alguna vez, leyendo en la prensa, ha encontrado una información, una noticia que ha empezado a leer por el interés que le despertaba. Solo a mitad de su lectura, empezó a pensar que pudiera tratarse de un texto con inclinaciones comerciales. Para satisfacer sus sospechas miró la cabecera de la página y vio un pequeño epígrafe que rezaba -Publicidad-. ¡Usted estaba convencido de que era una noticia cuando lo leía! El diseño es totalmente propio de una noticia, no de un anuncio y sin embargo es publicidad.

Sepa que se trata de un formato de publicidad, que se llama Advertorial. Es un término que procede de la unión de dos voces inglesas: advertising (publicidad) y editorial. Osea, un anuncio con aspecto editorial. Este tipo de promoción, apuesta por presentar la información diseñada de manera que se integra con el resto del periódico, parece una noticia. Sin embargo, el Derecho Fundamental a la Información, nos obliga a especificar en dicha página, que se trata de contenido publicitario y no periodístico.

Pero lo cierto es que estudios realizados en diversos países (sobre todo EEUU que ha exportado la moda Advertorial) demuestran que los lectores prefieren este formato al simple anuncio, porque a pesar de que saben que es publicidad, consideran que reciben más información acerca del producto, la marca o el servicio y por tanto ven reducida la posibilidad de salir defraudados.

Al contar con mayor extensión de texto, se pueden incluir más mensajes que generen necesidad de compra en el futurible comprador. Pero es fundamental contar con periodistas profesionales en el diseño de advertorials, ya que se trata de un texto con intención comercial, que al igual que el diseño, deberá presentar un aspecto periodístico. Por ello Clipping es fundamental en la elaboración de este tipo de promoción: porque su plantilla integra personas capaces de escribir textos periodísticos y comerciales al mismo tiempo.

El Advertorial resulta especialmente apropiado cuando buscamos crear una opinión positiva en torno a un nuevo producto. Es decir, que puede incidir directamente sobre la venta del mismo, pero mejor aún, lo puede hacer indirectamente. Que el posible comprador lo lea, asimile sus argumentos y sea capaz de narrarlos en su entorno inmediato. Ello motivará la creación de una reputación favorable del producto, como ha sucedido en los casos de mayor éxito del mercado.

Solicite nuestra colaboración para desarrollar su Advertorial.

Deja un comentario