¿Qué puede hacer LinkedIn por las firmas legales?

Las firmas legales y LinkedIN, forman un tándem que funciona. Al menos, así lo demuestran las cifras. Aquellas nutren de contenido relevante y de interés a la plataforma y está, a su vez, les devuelve una cantidad de leads (potenciales clientes que entran en contacto) que nadie les puede ofrecer. Especialmente cuando son despachos que ofrecen servicios B2B, es decir, asesoramiento jurídico a empresas.

Este post que hoy compartimos descansa sobre las últimas cifras estadísticas conocidas, que básicamente nos vienen a decir es que cuando queremos usar las redes sociales para vender servicios jurídicos (especialmente a empresas pero también a particulares) LinkedIN es lo que funciona. Conozcamos un poco más de ese binomiofirmas legales y LinkedIN.

Qué pasa con las firmas legales y LinkedIN

Básicamente,  cuando en el despacho jurídico se plantee la pregunta —¿Nos interesa estar en LinkedIN?— la única respuesta inteligente es sí ¿Por qué? Porque las cifras lo demuestran.

Para empezar partimos de un axioma, de una verdad asumida, que muchos conocerán: Facebook es ocio, LinkedIN negocio.

Hay demanda y tiene un volumen considerable

En el último trimestre de 2017, 182 millones de personas tuvieron algún tipo de relación con las firmas legales presentes en LinkedIN, bien sea a través de sus páginas de empresa, bien sea través de sus profesionales allí operantes. Algún tipo de relación significa: se hizo seguidor; recomendó alguna publicación; mandó un inbox a alguna firma o letrado; vio algún vídeo de temática jurídica; hizo alguna búsqueda sobre algún #término de índole legal… Hablamos de 182 millones. LinkedIn anuncia unos 500 millones de miembros. Es decir, en el último trimestre de 2017, un 36% de las personas que estaban en LinkedIn tuvieron algún tipo de conexión con firmas legales. Más de tres de cada diez personas. Demanda hay.

Es la principal red por resultados para el abogado

Los despachos legales intentan aprovechar las redes sociales para vender. Cuando lo hacen bien, consiguen LEADS. Un lead es cuando por ejemplo alguien entra en la web del bufete y manda un mensaje desde el formulario. Es una persona interesada en el servicio; activamente interesada; que nos deja su nombre su e-mail y tal vez otros datos. Esto es un lead. No es una venta, pero la pone a tiro de piedra. Pues bien: el 80% de los leads generados por despachos en redes sociales vinieron de LinkedIN. Ocho de cada diez personas que mostraron interés proactivo y tomaron la iniciativa por los servicios de un despacho legal en redes sociales lo hicieron vía LinkedIN. El 20% restante vino por otras plataformas: Facebook; Google +; Twitter… Si tu despacho está en todas, mejor. Si no tiene capacidad (a menos que contrates una agencia especializada) para estar en todas, si tienes que elegir una, que sea LinkedIN.

¿Quieres visitas a la web del despacho?

En Redes Sociales, además de leads, también se deriva tráfico web. Esto es, que de la gente que deambula por las redes, conseguimos pescar algunos y llevarlos hasta nuestra web. Dicho lo cual, el 40% de la gente que saltó de una red social a la web de un despacho, lo hizo desde LinkedIN. Casi la mitad del total. Casi medio mercado del enlace desde las redes sociales/web del despacho. Es muchísimo.

Enfocado a cliente empresa

En los últimos tres años (probablemente la compra de LinkedIN por parte de Microsoft ha tenido mucho que ver) LinkedIN ha implementado muchas novedades y mejoras. Sobre todo en el campo del B2B, es decir, de las conexiones Business to Business, negocio a negocio. Cuando un despacho vende sus servicios a empresas está haciendo B2B, cuando se dirige a cliente particular, está haciendo B2C (Business to consumer) es decir, de despacho a consumidor. En el periodo citado, los últimos tres años, LinkedIN ha logrado un incremento del 200% de las conexiones B2B en el sector legal (despacho-cliente empresa).

Siempre lo decimos a nuestros clientes. Si tu despacho es especialista en pleitos, divorcios, custodia de menores, herencias, reclamaciones a bancos, administración, accidentes de tráfico… cualquiera puede necesitarte. En LinkedIN lo puedes vender, pero a menos gente de la que encontrarás en Facebook si pones un anuncio. Sin embargo si lo que tu despacho vende es asesoramiento jurídico a empresas, no cualquiera necesita eso porque no cualquiera es directivo de una empresa con poder de decisión de contratarte. Si buscas eso, lo vas a encontrar en LinkedIn, porque cuando esa persona entra en Facebook no entra a trabajar o hacer una preselección de despachos sino a ver las fotos de la barbacoa de sus primos.

Lo que ven en LinkedIN es definitivo.

El 80% de las personas que seleccionaron una firma legal desde las redes sociales en 2017, reconocieron haber dado el crédito a LinkedIN para tomar la decisión. Es decir, que cuando las personas van a tomar la decisión de contactar con un despacho de abogados por lo que ven en redes sociales, fijan su criterio desde lo que ven en LinkedIN en vez de en otras redes sociales. Ocho de cada diez. Casi todo el mercado. Las firmas legales y LinkedIN parece claro que forman un matrimonio bien avenido.

Si captas su atención, es muy probable que pase algo

El 50% de los usuarios más inclinados a contratar un despacho legal, se relacionaron con la firma de alguna forma en LinkedIN. Es decir, que uno de cada dos usuarios que acabaron contactando con un despacho legal en Internet habían tenido algún tipo de engagement previo en LinkedIN. Por engagement se entiende: dieron recomendar o me gusta o comentaron alguna publicación; se hicieron seguidores de la página de la firma; se mensajearon por privado con alguien del equipo; hicieron clic en un enlace a la web…

Conclusiones:

La unión de firmas legales y LinkedIN es rentable en términos de ventas. Si tenemos un despacho legal, interesa invertir en la plataforma. Las cifras nos darán la razón. Ahora bien, lo importante es hacerlo bien, de manera profesional y con conocimiento de la plataforma. Contenido relevante, puesto en el sitio adecuado, perfiles bien resueltos y cuidados, interacciones bien medidas, base de datos de contactos trabajada de acuerdo a demográficas de bien trazadas… Una estrategia clara en definitiva para unos objetivos lógicos y concretos. Los resultados son tan evidentes a la luz estadística que incluso contratar a profesionales para que tracen tu camino en LinkedIN acabará siendo barato. Firmas legales y LinkedIN: recuérdalo.

2018-08-13T10:41:28+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA CON NOSOTROS

Tu nombre

Tu Email

Teléfono

Asunto

Tu mensaje

Y ahora, para enviarnos tu mensaje tiene que aceptar estas casillas (LOPD)

RECURSOS GRATUITOS

Plan de Marketing para abogados

Recibe gratis nuestra guía Plan de Marketing para abogados.

* Campos obligatorios

Lo más reciente