fbpx

Hablemos de los 7 errores fatales en la web de tu empresa. Evitarlos es tanto como evitar una mala explotación comercial de nuestro servicio, porque es el primer canal de venta de la empresa y con seguridad, después del confinamiento y la pandemia del Coronavirus, una tendencia que continuará. Por lo tanto, descuidar tu web es tanto como descuidar tu negocio. Trata por todos los medios de caer en alguno de los Los 7 errores fatales en la web de tu empresa.

Descuidar tu web es tanto como descuidar tu negocio. Trata por todos los medios de caer en alguno de los Los 7 errores fatales en la web de tu empresa. Clic para tuitear

Los 7 errores fatales en la web de tu empresa

Sitios web estándar 

Todos hemos visto los anuncios: «Por apenas 29,99 € al mes, puede crear un «sitio web de aspecto profesional» con unos pocos clics.» Suena tentador ¿verdad?

Lo que los anuncios no te dicen es que vas a pasar incontables horas tratando de descubrir cómo diablos funciona su aplicación, preguntándote qué decir y dónde poner las cosas, y resolviendo misterios complicados acerca de cosas tipo ¿cómo usar tu propio dominio? Después de todo ese trabajo, terminarás con una web deficiente que no se puede encontrar en los motores de búsqueda y tiene el logotipo del proveedor claramente visible en el pie de página. Esta rúbrica es tanto como decir a tus visitantes «No invierto en mi negocio» o peor «Ando escaso de fondos y me tengo que hacer una web de circunstancias»

El diseño eficaz de un sitio web requiere mucho más que colocar un logotipo y algunas fotos que sacas de Google. Un desarrollador web profesional creará un sitio web que:

  1. sigue las mejores prácticas de contenido, diseño y maquetación
  2. se puede encontrar con una búsqueda rápida en cualquier dispositivo
  3. facilita a los clientes hacer negocios con tu marca

Contratar a un profesional parece más caro al principio, pero un sitio web bien diseñado terminará pagándose por sí solo. El bricolaje, por otro lado, te costará tiempo, clientes y credibilidad.

 

Contratar a un «niño que sabe de ordenadores»

Uno de los errores más comunes que vemos en los sitios web es confiarle su marketing digital a algún «técnico informático». Ser joven y saber cómo enviar mensajes de texto a la velocidad de la luz no valida a alguien para comunicar tu historia empresarial a las masas. Tampoco saber cómo arreglar ordenadores, hablar tecnicismos ni jugar en las redes sociales todo el día.

El desarrollo web implica un conjunto específico de habilidades. La creación de un gran sitio web implica código, diseño, teoría del color, experiencia del usuario, edición de imágenes y videos, fotografía, redacción de textos publicitarios, diseño y comunicaciones de marketing… Por lo general, se necesitan varios profesionales para hacerlo bien.

Sí, hay algunos aspectos muy técnicos, pero un niño geek nunca le dará los resultados que necesitas porque tal vez no tiene la visión de comunicación y comercial que hace falta. 

 

Falta de enfoque

Tu web y todo lo que contiene debe tener un propósito. Los visitantes esperan encontrar información clara y relevante en los primeros segundos o pasan al siguiente resultado de búsqueda.

Asegúrate de responder estas preguntas desde el principio:

  • ¿Qué haces?
  • ¿Cómo beneficia al cliente?
  • Cómo contactar

Resiste la tentación de publicar una concordancia exhaustiva que contenga todos los detalles posibles sobre tu negocio y el fundador. Reduce a la información que tus clientes necesitan para realizar la acción que desean. Si quieren saber más, pueden ir a acerca de nosotros. Huye del autobombo.

¿Vendes martillos? Entonces necesitas fotos de alta calidad, una descripción precisa y una forma clara de comprar dichos martillos. A los clientes no les importa que su fundador tenga 17 nietos con los que le gusta jugar en el parque o que superó enormes dificultades para llegar a ser el empresario que es hoy.

 

Información de contacto invisible

Nada espanta a los clientes potenciales como hacerles farragoso el contacto con alguien real. Este parece ser especialmente común en las webs de comercio electrónico. Los dueños de tiendas online creen el mito de que la web hará todo el trabajo mientras ellos se sientan y ven llegar las ventas. Incluso un cliente nos dijo una vez que «no quiero que la gente llame a la tienda todo el tiempo» ¿Cómo? Es un disparate. 

Si Pepita necesita hacer una pregunta antes de comprar, asegúrate de que pueda hacerla o prepárate para que se vaya a otra empresa de la competencia que se muestre más solícita.

Tu número de teléfono debe estar en el encabezado y / o pie de página de cada página. También puede incluir formularios de contacto, o chat en vivo —mejor si es de WhatsApp— según las necesidades de servicio al cliente.

 

Egocentrismo. La web es para tus clientes

La web no trata de ti. La web es para tus clientes. Tu web debe diseñarse desde el punto de vista del cliente. Haz las paces con el hecho de que es posible que el lenguaje o el diseño visual de tu sitio web no te resulte atractivo a ti. Esto te permite crear un mensaje relevante que atraiga a los compradores. Por ejemplo, cuando hemos creado webs para escuelas infantiles, hemos optado por diseños más desenfadados y caligráficos que cuando lo hemos hecho para escuelas de negocios. El rendimiento, la calidad textual, el compromiso de atención al cliente, la tecnología, en ambos casos es idéntico —el mejor posible— pero el mensaje y el diseño se adapta a quienes van a ver la web. 

Aunque tú seas un soltero de 50 años sin hijos, si diriges una escuela infantil, debes apostar por una web atractiva a padres de niños pequeños, que a diario ven webs de dibujos animados, juguetes, aplicaciones educativas etc. Tal vez tú prefieras el aspecto de la web de Apple o de Rolls Royce, pero ese no es tu nicho de clientes. 

 

Diseño que no funciona en móviles

Más del 90% de usuarios de Internet utilizarán un teléfono inteligente para acceder a tu web con regularidad en 2021. Según Google, esos usuarios tienen 5 veces más probabilidades de abandonar tu página si no tienen una buena experiencia móvil. Entonces, ¿qué es una buena experiencia móvil?

No cometas el error de redireccionar a un «sitio móvil» de baja potencia. Eliminar funciones o reducir su diseño solo frustrará a los usuarios de teléfonos inteligentes. 

En cambio, tu web debería adaptar naturalmente su diseño para adaptarse a cualquier dispositivo. Los desarrolladores web lo llaman diseño responsive. Adapta tu página web a los clientes en cualquier dispositivo que elijan usar. Asegúrate de que tu web se ve perfectamente en todos los navegadores y dispositivos antes de dispararla. 

 

Posponer el SEO

Tu web se ve genial y es preciosa ¡Enhorabuena! Las imágenes son ideales, su diseño es perfecto y el texto está pensado a la medida de tus clientes. Bravo. Ya terminaste, ¿verdad? Error.

Lanzar un sitio web sin optimizarlo para los motores de búsqueda es como cantar en la ducha. Puede que tengas una voz hermosa, pero nadie la oirá nunca. Clic para tuitear

Como mínimo, asegúrate de que cada página tenga un título y una descripción que Google pueda leer. Estos serán los que aparecen en los resultados de búsqueda, por lo que también es importante asegurarse de que se ajusten a las pautas y sean atractivos para los posibles clientes.

También tienes que crear un mapa del sitio para Google y Bing. Esto acelera drásticamente el tiempo que se tarda en indexar nuevas páginas. Estas pautas son lo mínimo que debes hacer. 

Si quieres ayuda con el diseño de tu página web, con el posicionamiento SEO de la página, o con cualquier otro aspecto de tu marketing digital, ponte en contacto con nosotros. 


Call Now Button