¿Realmente la publicidad genera ventas para mi negocio?

la importancia de invertir en publicidadSi algo nos enseña el mercado es que un producto que no se ve, del que no se habla, del que nada se sabe, no existe. Esto es así desde que empezó la vida comercial. Se afirma desde las grandes superficies comerciales hasta el «Rastro», plaza o mercadillo. Cambian los formatos. En unos espacios hay publicidad interactiva, lonas, banderolas… en otros como Internet los banners, anuncios de Google… en otros el “voceo” más tradicional –vamos niña que lo tengo de oferta-. De forma más o menos sofisticada, todo aquel que vende sabe que tiene que hacer algún reclamo de su producto para vender.

Todos percibimos la relación directa que hay entre vender y hacer publicidad.

No es casual, que los establecimientos tengan escaparate. Que se pague más por alquilar aquel que tiene más metros acristalados; por aquel que da a la avenida más concurrida… Ser visto. 

Como decimos, esto no es nada nuevo. Ha existido siempre. Cuando los antiguos juglares de la edad media iban de pueblo en pueblo cantando y bailando a cambio de regalos y propinas no lo hacían de madrugada sino a plena luz del día. Ser visto. Los antiguos vendedores de crecepelo y otras recetas milagrosas que vemos en las películas del “western” no se agachaban y hablaban en voz baja. Subían a un cajón y gritaban. Ser visto.

Incluso nosotros mismos somos publicistas de nuestra propia causa. Si observamos a los más jóvenes (y también a los mayores) cuando quieren ligar, veremos cómo desarrollan toda una estrategia de promoción de sí mismos. Lucen el mejor material corporativo (ropa), ponen a punto el producto (dieta, deporte, aseo, corte de pelo…); eligen su público objetivo (quiero a esta persona); cuentan un mensaje cautivador y divertido (bromean, son simpáticos, cercanos…) mientras van creando una marca personal (cargada de adjetivos como guap@, interesante, divertid@…). Para dar rienda suelta a toda esta estrategia van a elegir la mayor discoteca, la más concurrida, a la que van más chic@s. Cada uno depura la técnica en la medida de sus posibilidades pero lo que nadie hace es encerrarse en su habitación sin contacto con el exterior y esperar a que el príncipe venga a invitar a la Cenicienta a tomar unas cervezas. Ser visto.

Las empresas no se venden de manera diferente. Aquellas empresas que no se dan a conocer en los grandes espacios publicitarios tendrán menos posibilidades de ser elegidas por el público que tanto anhelan. En un  mercado como el actual,  cada vez más competitivo, más dificultades encontramos para materializar nuestras ventas. Distinguirnos de la competencia es más importante que nunca. Es ahora cuando mas debemos dar a conocer nuestros productos para ayudar a nuestro equipo comercial a realizar su tarea. Pregúntele a su comercial si le sería de ayuda para cerrar una venta acudir a una reunión con un cliente que ya conoce el producto y que tiene una idea positiva de él. Si es mejor decirle cualquier cosa y adiós o dejarle un bonito catálogo para que lo recuerde y consulte cuando se haya marchado. Es por eso que todo está ligado. Hacer publicidad y vender.

Diversos estudios desarrollados en las universidades más prestigiosas del mundo demuestran que las empresas que de manera constante desarrollan campañas de publicidad de sus productos, obtienen mejores resultados a largo plazo. Por ejemplo:

“Un estudio de McGraw-Hill Research que analizaba 600 empresas desde 1980 a 1985 encontró que las ventas de aquellas que eligieron mantener o incrementar su gasto en publicidad durante la recesión de 1981-1982 eran significativamente superiores con la recuperación económica. Concretamente, las ventas de las empresas que durante la recesión habían hecho agresivamente publicidad superaban en un 256% a las de aquellas que cancelaron su publicidad.” LAS CLAVES DE LA PUBLICIDAD. ESIC

Por tanto, no cabe no hacer publicidad. Comunicar es connatural al género humano. Una empresa que no hace comunicación está mandando un mensaje -no tenemos nada interesante que contar-.

El momento actual no exige,  sin embargo, desembolsar una enorme cantidad presupuestaria en compra de medios publicitarios. La publicidad en espacios como Google, Facebook, prensa OnLine… ha popularizado el acceso de las PYMES al mercado publicitario. Por una parte evidente, la del coste, esto es muy positivo. Por otra parte, obliga a las PYMES a invertir sí o sí ya que sabes que tu competencia lo estará haciendo. Ser visto.

Lo que está claro es que cualquier empresa que quiera alcanzar el éxito con la venta de sus productos tiene que acudir a una agencia de comunicación & publicidad que le ayude a determinar quién es su público, dónde se encuentra y cómo se le dice que el producto les hará más fácil la vida. La agencia les aportará pensamiento creativo, conocimiento del mercado publicitario en sus opciones y costes, un punto de vista nuevo y externo sobre el producto o servicio y el saber hacer adquirido en el trabajo con decenas de productos y servicios.

No lo vean como una imposición. Véanlo como la vida misma. Estamos conectados. Ser visto.

2014-07-07T15:27:02+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA CON NOSOTROS

Tu nombre

Tu Email

Teléfono

Asunto

Tu mensaje

RECURSOS GRATUITOS

Plan de Marketing para abogados

Recibe gratis nuestra guía Plan de Marketing para abogados.

* Campos obligatorios

Lo más reciente