Showrooms y demostraciones

En Clipping organizamos showrooms comerciales para su empresa. Se trata de un término, que como suele ocurrir en marketing se copia tal cual, pero lo podemos traducir como sala de exposición. Es una acción promocional que proviene del mundo de la moda, pero que ahora,  se extiende a cualquier sector.

Su showroom se puede concebir como permanente o temporal. Clipping organiza espacios donde convergen gran cantidad de formatos publicitarios de su imagen, y donde el producto, es la estrella indiscutible y acapara todo el protagonismo. Cuando organizamos un showroom queremos:

  • Sacar el producto fuera de la exposición normal en la sede de la empresa
  • Ubicarlo en un espacio cercano a su público final. Provocar su encuentro.
  • Lograr la interacción entre el producto y el cliente final. Que no lo vea en un anuncio: que lo toque.
  • Aprovechar el lanzamiento de un nuevo producto para difundir imagen de marca.
  • Exponer para la venta, no para el arte, la estética o la belleza.

A quién dirigirlo

En principio, en lo albores el concepto, se trataba de invitar a un público concreto (prensa, expertos, gente del sector…) a la presentación de un nuevo producto, una nueva colección, una nueva gama… Actualmente, se está apostando por desarrollar fórmulas más comerciales, que se hacen en espacios abiertos al público, e incluso habilitan un pequeño punto de venta en el propio evento, para traducir a ventas el impacto conseguido. Es decir, que podemos dirigirlo a público específico o a consumidor (en función de nuestros objetivos) pero lo más correcto será decir que nos orientamos al objetivo. En función de él, definiremos un formato u otro. Por eso en Clipping siempre partimos de un estudio previo. Si sabemos hacia donde vamos, llegaremos a ese sitio, antes o después. Si no sabemos a dónde vamos, llegaremos a cualquier parte.

Deja un comentario