«Somos un joven proyecto que nace para ayudar al bienestar de los profesionales jurídicos» Entrevista Manel Atserias Luque y Tomás Gabriel García Micó Instituto de Salud Mental de la Abogacía

Manel Atserias Luque es licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y colegiado del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB). Una iniciativa suya, el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA) viene a concienciar y trabajar por una profesión letrada más sana mentalmente hablando. Nos llama la atención poderosamente por cuanto en nuestro blog jurídico hemos referido en muchas ocasiones acerca de la alta tasa de estrés que soporta la profesión legal. Con Manel y Tomás Gabriel, su mano derecha en el proyecto, hemos hablado acerca de ISMA para acercarnos a su realidad y compartirla con nuestros muchos lectores del sector jurídico.

ISMA Instituto Salud Mental de la Abogacia

En la imagen Tomás Gabriel García Micó (ISMA); Elizabeth Rimmer, la CEO de LawCare y Manel Atserias fundador de ISMA

¿Cómo nace el Instituto de Salud Mental de la Abogacía – Mental Health Institute of Legal Profession (ISMA-MHILP)?

«El ISMA-MHILP es un joven proyecto que nació en enero de 2018 con el objetivo de trabajar por el bienestar de los profesionales jurídicos (abogacía, procuraduría, judicatura, letrados de la Administración de Justicia y fiscalía, entre otras) y los estudiantes de Derecho. Los estudios realizados en los países del Common Law (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia) han demostrado que la abogacía y los estudiantes de Derecho padecen unos índices de problemas de salud mental (estrés, ansiedad, depresión, pensamientos suicidas) y adicciones (alcoholismo y consumo de drogas) altamente preocupantes. En consecuencia, numerosas organizaciones ya están apostando en la implementación de políticas de bienestar en el seno de los despachos de abogados y las facultades de Derecho. El ISMA-MHILP ha nacido precisamente para cumplir esta misión en el sector jurídico español. Aunque nuestra tradición sea la del Civil Law, consideramos que los factores de riesgo psicosocial (carga de trabajo excesiva, trabajar bajo mucha presión, falta de sueño, acoso, etc.) acaban siendo los mismos en ambos sistemas. En consecuencia, podemos seguir la experiencia anglosajona y, de hecho, ya contamos con apoyos internacionales.»

¿En qué pretende/puede ayudar a los abogados y otras profesiones del entorno jurídico?

«El ISMA-MHILP puede ayudar a los abogados y otras profesiones del entorno jurídico en distintos ámbitos:

  • Recomendar la adopción de determinadas políticas organizativas y de funcionamiento en los despachos profesionales (abogacía y procura de los tribunales), en la Administración de Justicia (Oficina Judicial) y en las facultades de Derecho con el fin de aumentar el bienestar de estos colectivos. Nuestro Comité de Bienestar, integrado por los distintos colectivos del mundo jurídico, elaborará Planes de Acción de Bienestar (PAB) para cada uno de ellos.
  • Luchar contra el estigma y las prácticas discriminatorias que padecen las profesiones jurídicas y los estudiantes de Derecho debido a algún problema de salud mental a través de campañas de concienciación y programas específicos. Por ejemplo, nuestra primera campaña se denomina “Haz tu alegato”, en el que invitamos a los profesionales jurídicos y estudiantes de Derecho, de forma anónima (si así lo desean), a que expongan cuáles han sido sus problemas de salud mental en el desarrollo de sus actividades. 
  • Fomentar los comportamientos de búsqueda de ayuda profesional cuando el profesional o el estudiante de Derecho lo necesite.
  • Promover el liderazgo femenino en el mundo jurídico y romper con el denominado “techo de cristal” mediante la celebración de acuerdos estratégicos con organizaciones de mujeres juristas. Cabe destacar que el acoso y la discriminación por razón de sexo hacia la mujer son factores que merman su salud mental.

En este sentido, hemos creado el Observatorio para la Igualdad de Género en las Profesiones Jurídicas para que las mujeres juristas puedan reivindicar el liderazgo que, por Derecho y Justicia, merecen.

  • Incluir contenidos de salud mental en los programas universitarios (Grado en Derecho y Máster de Acceso, principalmente) en las facultades de Derecho y en los centros de formación jurídica, así como en los cursos organizados por los colegios profesionales y asociaciones estudiantiles. 
  • Informar de los estudios, investigaciones y trabajos que se llevan a cabo en otros países en materia de salud mental de las profesiones jurídicas y de los estudiantes de Derecho. Asimismo, siguiendo el modelo anglosajón, se creará un Observatorio de Jurisprudencia Terapéutica. »

La profesión de abogado es una de las más castigadas por el estrés, jornadas maratonianas… Por otro lado, existen miles de despachos, de abogados… que diariamente compiten por los mismos clientes ¿En qué medida culpa a esa dinámica de —mercado de oferta— de la tasa de estrés que padece el letrado medio?

«Desde el ISMA-MHILP, nuestra política no pretende buscar culpables, sino proponer soluciones. Ahora bien, es cierto que la competitividad entre abogados es un factor relevante para la generación de factores de estrés.

En definitiva, si los despachos quieren competir entre ellos para captar a un cliente, la competitividad no se reduce a los honorarios solamente. Esta perspectiva reduccionista constituye la punta del iceberg. La competitividad se desarrolla en otros ámbitos (incluso el de los honorarios), pero incluye factores de eficiencia (quién puede entregar el trabajo antes al cliente), lo cual deriva en plazos internos más breves y, en definitiva, a la prolongación indefinida de las jornadas de trabajo.

Si la anterior dinámica la entendiéramos aisladamente, concluiríamos que se trata de un pico aislado de trabajo. Pero la realidad es que es una dinámica continua de trabajo que perjudica gravemente la conciliación entre la vida profesional y la personal, pues la primera se extiende y la última termina siendo casi exigua. Esto provoca grandes problemas de salud mental a cualquier profesional jurídico.

En conclusión, la competitividad (en su faceta negativa) es la que mayor impacto tiene para la salud mental de los profesionales jurídicos y trabajaremos para hacer que todos los profesionales puedan disfrutar del mismo modo de su vida profesional y de su vida personal.»

Cuidar mental y anímicamente a los letrados es fuente de beneficios para los despachos jurídicos ¿Ha podido su Instituto cifrar las pérdidas que ocasiona al sector el padecimiento a nivel salud mental de sus profesionales?

«De acuerdo con una encuesta realizada por el medio Law360 en 2016, más de un 40% de los abogados norteamericanos contestaron de que era probable o muy probable que abandonaran sus firmas actuales al año siguiente. Esta alta tasa de rotación para los despachos supone un coste estimado para las grandes firmas de 25 millones de dólares cada año.

Recientemente, en Estados Unidos, ha salido una herramienta que permite calcular los costes económicos que le supone a un despacho de abogados no apostar por las políticas de bienestar. En la presentación oficial del ISMA-MHILP, que tendrá lugar el próximo día 5 de abril de 2018 en las instalaciones de Barcelona del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), la utilizaremos para demostrar la importancia de estas políticas.»

¿Qué retos de futuro plantea este Instituto para la Salud Mental de la Abogacía (ISMA) a corto, medio y largo plazo?

«En la actualidad, desde el ISMA-MHILP, estamos trabajando para acabar de constituir el Comité Científico, el Comité de Bienestar, el Observatorio, y el Consejo Asesor. A propósito de este último, cabe destacar la incorporación de Elizabeth Rimmer, CEO de la organización británica LawCare (nuestra homóloga más importante de Reino Unido e Irlanda). Y en las próximas semanas, se irán incorporando más miembros y organizaciones.

En julio, viajaremos a Washington D.C. Hemos presentado una propuesta de ponencia para participar en el Congreso Anual de la Fundación Internacional del Trastorno Obsesivo Compulsivo y dar a conocer nuestro proyecto. Asimismo, estamos manteniendo conversaciones para reunirnos con representantes de la abogacía norteamericana con el fin de conocer qué tipo de actividades están llevando a cabo

En septiembre, si se dan las condiciones para ello, queremos acudir a la reunión anual que hacen las entidades angloamericanas de salud mental de las profesiones jurídicas (como LawCare). Este año es en Charleston, Carolina del Sur. También tenemos una reunión con la Presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados para dar a conocer nuestro proyecto.»

Pues como siempre hemos defendido, la innovación debe ir llegando al sector jurídico tal y como lo hace a todos los órdenes del mercado. La calidad de vida, el bienestar del profesional es fundamental para el mejor desempeño de su labor. En ese sentido, aunque nos apartamos un poco de nuestra habitual línea de artículos orientados al marketing para abogados, creemos muy interesante incorporar esta información para consumo de nuestros lectores y clientes: abogados y despachos jurídicos. Invertir en el bienestar de tus abogados gana casos, mejora el clima laboral y hace más rentable la gestión y el crecimiento de tu despacho y eso, al final también es una poderosa herramiente competitiva de marketing. Apuesta por un despacho feliz. Enhorabuena, suerte y larga vida al ISMA.

2018-03-16T13:26:47+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA CON NOSOTROS

Tu nombre

Tu Email

Teléfono

Asunto

Tu mensaje

RECURSOS GRATUITOS

Plan de Marketing para abogados

Recibe gratis nuestra guía Plan de Marketing para abogados.

* Campos obligatorios

Lo más reciente