¿Por qué mi tienda online no vende?

Una tienda online es un negocio, no una aventura, y como tal ha de tratarse. Frecuentemente recibimos personas que habiendo iniciado ya su negocio online, no encuentran un flujo de ventas que les pueda resarcir de su inversión. Cuando analizamos su web (tienda online) vemos que están correctamente desarrolladas entonces ¿dónde está el problema? ¿Por qué no vende esa tienda online?

EL DIAGNÓSTICO HABITUAL

Montar una tienda online es más accesible que una tienda física. La cuestión de los costes, la inversión económica inicial… lo hace posible a muchos emprendedores cuyos bolsillos no podrían asumir sin embargo el gasto de una tienda física (alquiler, amueblado, suministros, existencias…) Esto crea la ilusión de que cualquiera puede tener una eShop (cierto en un sentido estrictamente literal) y lo que es peor, de cualquier forma. Y eso ya no es tan cierto: la meta no es tener una tienda en Internet sino vender a través de ella nuestros bienes o servicios.

ESTRATEGIA PARA VENDER ONLINE

ENTENDER QUE ES UN NEGOCIO

Lo primero que tienes que hacer si tu negocio online no funciona, es asimilar la idea de que es precisamente eso: un negocio. Vamos a convencerte de ello. Una tienda en Internet no es más que un espacio donde un oferente pone a la venta una serie de bienes o servicios ante unas personas que pudieran necesitarlos y por tanto los demandan. El único matiz es que la transacción comercial, la corriente económica, se va a producir en el ámbito digital y no en el contacto personal. A salvo de ese rasgo, es una actividad de mercado pura y dura, donde un ofertante y un demandante intercambian un bien o servicio a cambio de una aportación económica. Un negocio como cualquier otro.

LA TIENDA ONLINE NO ES UN FIN, SINO UN MEDIO

El 90% de quienes tienen una tienda online deficitaria coinciden en un mismo error: considerar su comercio online como un fin y no como un medio.  Como agencia especialista en diseño web y diseño de tiendas online, este es el fallo que más encontramos. Un emprendedor pone toda su ilusión y presupuesto en crear una tienda para vender sus productos en Internet y cuando lo lleva a cabo se sienta a esperar sus ventas ¿Haría eso con una tienda física? Con las tiendas online pasa igual. Una vez que la montamos no hemos llegado a la meta, sino a la casilla de salida, en un tablero muy competitivo donde hemos de trabajar diariamente por llevar más y más usuarios a navegar por nuestra tienda online. Porque la tienda online no es un fin en sí misma sino un medio para ofrecer bienes y servicios a personas posiblemente interesadas en comprarlos.

Aquí es donde se suele fallar. Ponemos la tienda, pero nos olvidamos de hacerla visible ante los hipotéticos clientes.

 DESARROLLO DE NEGOCIO PARA TIENDAS ONLINE

Al acometer la creación de su tienda web, al emprendedor le gusta hablar de desarrollo informático, de posicionamiento SEO, de tecnologías web, de las fotografías, los colores, del CMS que usará… Esto es importantísimo, pero no es el todo. Sin embargo, cuando una empresa acude a nuestra agencia para el lanzamiento de su tienda física se detiene en parámetros como: inversión, costes, planificación, estrategia de ventas, planes de ventas, acciones promocionales… antes que hablar del color de los muebles, o la colocación del escaparate.

La inmediatez, la accesibilidad, la sencillez… de la puesta en marcha de un negocio online aparta al emprendedor en muchas ocasiones de la reflexión necesaria y connatural a todo proyecto de emprendimiento. Trabajar el desarrollo de negocio, pulir la idea de negocio… Aquí es donde está la diferencia entre una tienda online que no vende y otra que sí lo hace.

 Una tienda online es un ente vivo. Eso me lo oyen hasta el cansancio mis clientes en este campo. Significa que es un suicidio crear una tienda y una vez que el diseñador la entrega sentarse a esperar el lucro de nuestra inversión. Cuando termina la labor de diseño, empieza la de promoción. No hacer ningún esfuerzo para promocionar nuestra tienda online es tanto como tener una tienda física y ser indiferentes al hecho de que nadie ha mirado nuestro escaparate en todo el día. 

PLANIFICAR ES EL SECRETO

Aquel emprendedor que pone toda su capacidad económica en confeccionar su tienda y no destina ningún presupuesto posterior a popularizarla entre su público potencial está saboteando su propio dinero. Imaginen que necesito un automóvil y gasto el 100% de mi presupuesto en el vehículo no teniendo después dinero para echarle gasolina ¿Puedo esperar algún rendimiento de mi coche? ¿Me llevará a alguna parte? Pues así mismo ocurre con un negocio online.

tienda online diseño

 

Copiar al que sabe, dice siempre el popular Emilio Duró. El negocio online tiene que poner en práctica aquellas estrategias que funcionan en los negocios offline. Ante la materialización de una idea de negocio, yo siempre exhorto a mis clientes a elaborar: 

  • Un plan de negocio (objetivos,  mercado potencial, competencia, modelo de negocio, organización)… y dentro de él:
    • Un plan de viabilidad. (previsión de ingresos y gastos, análisis de la rentabilidad…)
    • Un plan de marketing digital (presupuesto para promoción, clientes objetivos, plataformas de segmentación, estrategias…)

Hay que partir de una reflexión previa (plan de negocio y plan de viabilidad) y una vez que diseñamos la tienda, tendremos que hacer una reflexión posterior (plan de marketing digital).

CONCLUSIÓN

Los negocios online tienen que partir de una planificación profesional como ocurre con los negocios físicos. Internet está plagada de tips para hacer mejor tu tienda online (mejora tus descripciones de producto, sube fotografías bonitas, utiliza keywords de alto rendimiento, considera cada producto como una landing page) siempre de índole informático y casi nunca relacionadas con la idea y el desarrollo de negocio. En este post, pretendemos hacer reflexionar al emprendedor acerca de la naturaleza de la venta online: es un negocio como cualquier otro, que debe ser planificado, viable y optimizado en su inversión. Insisto: tu tienda online no acaba cuando te la entregamos, sino que empieza una carrera por hacer que muchas personas pasen delante de tu “escaparate” digital y decidan entrar a echar una ojeada. Piensa en cada visitante de la web como una oportunidad de venta.

Si atraes más personas desde otras plataformas (campañas CPC, Redes Sociales, E-mail Marketing, banners…) tendrás más oportunidades. Se trata de eso, desarrollo de negocio. Dale una oportunidad a tu tienda e invierte en promocionarla.

2018-06-06T19:59:15+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.