fbpx

Una de las asignaturas pendientes del marketing inmobiliario tiene que ver con la creencia del particular de que es mejor vender la casa por su cuenta y ahorrarse la inmobiliaria. Cuando vendes tu casa, resulta tentador intentar hacerlo solo. Tal vez no quieras trabajar con un agente inmobiliario para tratar de ahorrar algo de dinero, o simplemente se piensa que no habría mucha diferencia. Hay muchas personas que intentan vender sus casas por su cuenta y cuando ves las historias de éxito en la televisión o las lees en línea, es fácil pensar que a cualquiera le pasará igual. 

La importancia de detenerse a considerar esto es clara para el sector inmobiliario: solo un portal como Idealista anuncia más de 800.000 propiedades. En España hay operativas unas 55.000 inmobiliarias —abril 2020— y esto nos debe llevar a una reflexión: ¿Qué porcentaje de las propiedades en venta o alquiler se gestionan desde las inmobiliarias? ¿Qué porcentaje de vendedores confían en una inmobiliaria para que gestione la venta de su propiedad?

Idealista anuncia más de 800.000 propiedades. Hay unas 55.000 agencias inmobiliarias en España. ¿Qué porcentaje de vendedores decide contar con una inmobiliaria para vender su propiedad? Clic para tuitear

La verdad es que hay muchas cosas que implica vender una casa que quizás no nos detenemos a considerar. Dependiendo de tu nivel de experiencia en la compra y venta de viviendas, es posible que ni siquiera sepas los conceptos básicos de cómo funcionan las cosas. Los agentes hacen más que simplemente traer compradores potenciales y presentarse para que firmen los documentos. Conocen todos los entresijos de la compra y venta de una casa. El marketing inmobiliario tiene que educar en hacer al cliente consciente de ciertas complejidades de una compraventa de vivienda y ofrecer la solución desde el papel del agente de la propiedad inmobiliaria. 

El marketing inmobiliario tiene que educar en hacer al cliente consciente de ciertas complejidades de una compraventa de vivienda y ofrecer la solución desde el papel del agente de la propiedad inmobiliaria.  Clic para tuitear

Si alguien está tratando de vender su casa, necesita valorar todas las opciones para que la venta sea un éxito y eso incluye el uso de un vendedor profesional. 

Marketing inmobiliario: contar los beneficios.

Tenemos claro que necesitamos hacer pedagogía de la función y el valor añadido que aporta contar con una inmobiliaria cuando queremos vender una propiedad. Entonces ¿cómo lo hacemos? Ensalzando los beneficios que aporta a un cliente el contar con una inmobiliaria. 

De forma general, algunas de esas ventajas o beneficios serían:

  • Disponibilidad. La venta requiere tiempo que tal vez no tenga esa persona. Vender una casa puede ser un trabajo de tiempo completo. Construye mensajes desde tu inmobiliaria incidiendo en este punto. Encontrarás a muchos vendedores que se ven incapaces de sacar más horas al día. 
  • Experiencia para solventar y anticipar los problemas y dificultades. La experiencia puede marcar la diferencia entre vender rápido tu casa o tener que depreciarla por falta de venta. 
  • Negociación profesional. El agente está entrenado en cerrar tratos. Además, no tiene ningún vínculo emocional con la propiedad —ideal para resolver herencias por ejemplo— y esa objetividad nos ayudará a lograr mejores acuerdos.
  • Conocimiento de los contratos. El papeleo puede ser complicado: normativas, papeleo o trámites pueden hacer demasiado espeso el proceso con rapidez. Si vas de la mano de una inmobiliaria, todo es más sencillo. Haz ver esas amenazas y tu solución a tus clientes en tus mensajes, anuncios, posts…
  • Asesoramiento sobre precios y condiciones.  La gente no es objetiva cuando se propone un precio para publicar su casa. Siempre piensan que vale más de lo que vale, o por el contrario la hacen de menos. El agente inmobiliario sabe darle orientación: conoce el precio de la zona; conoce a cuánto se venden los mismos en la misma zona; sabe qué valor darle a modificaciones, reformas o mejoras… 

Podríamos citar más, claro que sí, pero estas son fundamentales porque son más tangibles y se pueden entender sin grandes dificultades.

La asignatura del marketing inmobiliario es generar contenidos —me da igual anuncios que posts, que artículos en revistas, cuñas de radio o vídeos en Youtube— donde se expliquen estas soluciones que ponen en valor la figura de un agente de la propiedad inmobiliaria, no como un mero intermediario que saca una tajada de la operación, sino como un profesional que pone su tiempo y experiencia en vehicular una salida satisfactoria a la intención de vender una propiedad. 

Comunica desde el beneficio, justifica tu valor añadido y verás cómo el cliente deja de percibirte como un gasto.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)