fbpx

Existen 6 razones por las que no llega nadie a la web de tu despacho. Bueno, existen otras muchas, pero hay seis que tienen tanto relieve que se ven a kilómetros. De esas, las más notables, te vamos a hablar hoy. Para que no tengas problema en corregirlas con prontitud. Como ya sabes, la comercialización de los servicios del despacho no depende exclusivamente del marketing digital —es decir, de la web y las redes, etc.—, pero no podemos negar que Google se ha convertido en la principal puerta de acceso online de nuevos clientes —que no nos conocían de nada anterior—, para los despachos que lo están ejecutando correctamente.

¿Por qué no potenciar también el tuyo en este sentido? Vamos a ver por qué no tienes más personas pasando por tu web. Si te reconoces en alguno de los apartados, ponerle remedio no es difícil.

Razones por las que no llega nadie a tu web

Tienes una Paleoweb

Una web es como un móvil. Cuando es nueva, qué mona se ve. Todo está donde se le espera, los usuarios se mueven por ella con facilidad, da buena imagen del despacho… Nos gusta enseñarla. Como cuando estrenas móvil.

Cuando le caen un par de años encima, la cosa cambia. Ya no corre tanto como las nuevas, parece que a Google ya no le simpatiza tanto como cuando era nueva, genera menos atención, pasan menos personas por ella… Ya no está a la última en modas de diseño. Nuestro cuñado tiene una más nueva, más tecnológica. Nuestra cuñada sale más guapa en la suya, con mejores juegos de luz, botoneras que se vuelven transparentes… Ya no presumimos al enseñarla. Igual que un móvil, que a los dos años ya no es tan brillante, ni carga tan rápido las aplicaciones. Estética y rendimiento caen.

¿Le sucede eso a tu web? Si tu web tiene dos años, ya no es tan competitiva. Puede ser correcta, pero una web nueva, adaptada a los nuevos requisitos de los navegadores, de Google, del usuario, de la navegación móvil, etc. será capaz de batirla en Google a poco bien que esté hecha.

Si tu web tiene dos años, ya no es tan competitiva. Puede ser correcta, pero una web nueva, adaptada a los nuevos requisitos será capaz de batirla en Google a poco bien que esté hecha Clic para tuitear

Dale una vuelta a la idea de renovarla. Conseguirás una web jurídica mejor, más capaz de atraer nuevos usuarios al despacho.

La última actualización coincidió con el NoDo

Las webs que se hicieron y jamás se volvieron a tocar, disgustan a Google. Si tu web se hizo en 2020 y desde ese entonces no ha agregado ni ún punto y coma, Google entenderá que no está tan actualizada como una web que se actualizó la semana pasada.

En términos médicos o jurídicos, esto pesa especialmente. Son campos en los que estar al día —la ciencia en un caso, la normativa en otro— evolucionan y se desarrollan constantemente. De igual forma que una web médica poco actual no estará al día de las últimas terapias, una web jurídica intacta —entiende Google—, tal vez no informa en un contexto normativo ajustado a la realidad presente con los últimos cambios considerados. Y cae en las búsquedas.

Revisa eso e infórmate sobre cómo resolver ese problema

Tienes una Web no pensada para Google

En su día te hicieron una web presencial. Con esto me refiero a una web cuya sola ambición era que tuviera el despacho una tarjeta de visita online: «que no se pueda decir que no tenemos una, aunque no sepamos muy bien para qué».

Estando bien, es del todo insuficiente. El despacho tiene que tener una web, no ya por tenerla, sino aspirar a que sea una web que cuando el cliente en potencia busque en Google: «abogado en Sevilla» o «especialista en expropiaciones en Córdoba» nos muestre a nosotros en vez de a la competencia.

¿Está tu web pensada para librar batallas en Google o solo para que no se diga que no tienes web?

¿Está tu web pensada para librar batallas en Google o solo para que no se diga que no tienes web? Clic para tuitear

Y encima no haces publicidad

Si tu web tiene problemas para atraer público objetivo, habrá que resolver los problemas que causan esa circunstancia. Mientras te pones o no a ello, puede ser una válvula de escape hacer publicidad en plataformas de alta rentabilidad como Google Ads o Facebook Ads. Tú tienes una web, pero eso no es un procedimiento autoconclusivo, sino que después requiere trabajar para que la gente a la que interesa tu servicio legal pase por ella. Puedes combinar todas las herramientas: posicionamiento en Google, suscriptores a un blog, email marketing, redes sociales

Pero si no pones el trabajo en esas áreas de atención preferente, pon al menos anuncios —en plataformas rentables— que impulsen tu tráfico web.

Pasas de las Métricas y analíticas

Te pregunto: ¿cuánta gente pasó por tu web el último mes? ¿Qué áreas de especialidad fueron las más visitadas? ¿Fue familia o tributario? Dentro de familia, ¿qué vio la gente: divorcios, modificación de medidas o pensión de alimentos? Quién entró: ¿más mujeres o más hombres? ¿Qué rango de edad? ¿De dónde eran, de tu municipio, de adyacentes…? ¿Desde qué dispositivos entraron mayoritariamente?

Todas esas métricas te las ofrece una web con todas sus características a punto. Lista para explotar su potencial. No son pijadas ¿eh? Si sabes que entran más hombres que mujeres, tal vez des más vistosidad a la sección custodia compartida. Si sabes que entraron más desde móviles, tal vez des más protagonismo al contacto por WhatsApp que por email. Si sabes que son de tu municipio en su mayoría, tal vez quieras plantear tus anuncios pagados para mostrarse solo en los pueblos y ciudades adyacentes donde de manera orgánica te están viendo menos.

En síntesis: a más información, mejores decisiones tomarás.

Tu Web no es interactiva ni pensada para la conversión

Si tus usuarios llegan a tu web y no tienen manera de preguntar una duda, de solicitar una cita, de contratar una consulta online y pagarla en la misma web, de suscribirse a tu contenido porque le parece que se lo explicas todo muy bien, etc. se irán a otra web de otro despacho, que les sea más sencilla de utilizar.

No pocas veces he visto webs de despachos que me decían: «Vale, tengo ochocientas visitas, entonces ¿por qué no nos escribe nadie?» Una visita a su web me enseñaba un formulario de contacto hundido en el fondo de página, muchos tramos de pantalla que no tienen ningún lugar en el que hacer clic.

Poner más formularios, más a la vista, más cerca del texto que inspira la duda o la necesidad de contactar, ubicar un botón para preguntar por WhatsApp que sea permanentemente accesible… son señales de que la web está pensada para convertir el máximo posible de visitas en prospectos. Luego se dará o no, el compromiso es de medios, como los abogados, pero desde luego, le estás dando todas las facilidades al cliente.

Conclusión

Espero haberte dado las herramientas de análisis para que puedas evaluar las causas de la popularidad mayor o menor de tu web. Requiere de cierta dosis autocrítica, soy consciente. También, en determinados espacios, de la asistencia de especialistas. En estos, por aquí me tienes para colaborar y asesorarte en lo que sea necesario.

Y si estás buscando un apoyo estratégico en marketing para despachos, habla con nuestra agencia. Hemos trabajado con decenas de empresas en el sector legal. Solo tienes que hacer clic aquí para iniciar una conversación.


https://abogacia.marketing/ideas-de-marketing-para-abogados-ebook/

Ebook

Cuñadismos de Marketing que ningún abogado debería escuchar

SI SABES MUCHO DE LEYES Y POCO DE MARKETING ESTE ES TU LIBRO. Internet ha democratizado el saber. A partes iguales, es caldo de cultivo de falsos mitos, medias verdades y disparates por doquier.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)