fbpx

Instagram para abogados o un canal de YouTube para el despacho. ¿Cuál nos va a proporcionar más clientes? Esta pregunta ronda la cabeza de más de un abogado/a, o salta a la mesa de juntas de la reunión de socios de tantos despachos. ¿Sirve Instagram para abogados o será mejor apostar por YouTube? ¿Será LinkedIn la que me haga el milagro? Vamos a dedicar este artículo a poner en perspectiva todo esto que estamos planteando para que, con toda la información sobre la mesa, estamos en las mejores condiciones para tomar una decisión estratégica que puede tener importancia en el tamaño de la cartera de clientes de nuestro despacho.

Instagram para abogados no es la panacea

Ni YouTube tampoco. Tampoco LinkedIn ni Twitter. Todos los que emprendemos por cuenta propia, —da igual si como abogado, agencia de marketing o un estudió arquitectura—, o por cuenta ajena tenemos que tomar decisiones que tienen incidencia en las ventas de nuestros servicios; buscamos con esperanza y desesperanza la receta milagro que convierte nuestro despacho en una romería incesante de clientes.

Esto no existe y en caso de que existiera pronto todos lo sabríamos y todos seríamos propietarios de una firma muy exitosa. Hay que huir de la tendencia de buscar siempre la dieta milagro.

Tener un horizonte claro y entender cada red social como una herramienta al servicio de la consecución de esos objetivos, es un planteamiento mucho más realista para con las posibilidades de comercialización de tus servicios jurídicos.

Hay que tener un objetivo claro y entender cada red social, no como una receta milagro sino como una herramienta al servicio de su consecución

Con la idea del párrafo anterior muy clara —fuera dogmatismos y expectativas desbordadas acerca de cualquier red social—, vamos a analizar a continuación los rasgos propios de cada red social para ver en qué nos puede ayudar cada una.

Redes sociales para abogados

YouTube para abogados

YouTube es el segundo buscador más importante del mundo solo superado por Google qué es exactamente lo mismo, ya que YouTube es de Google. Podemos simplificarlo muchísimo diciendo que YouTube es la plataforma donde Google muestra sus resultados de búsqueda en vídeo. Es algo más complejo que esto, pero nos puede servir como afirmación.

Un canal de YouTube para tu despacho legal puede traerte —si lo haces bien— mucha visibilidad, es decir muchas personas que van a conocerte gracias a esa plataforma. Resolver dudas genéricas para personas que tienen un problema legal y están buscando información en YouTube, puede desembocar en una cantidad importante de visualizaciones por parte de personas que en ese momento están buscando precisamente esa información.

Para muestra un botón: hace ya algunos años en nuestro canal de YouTube publicamos un video que resolvía cuestiones alrededor de las herencias. Invitamos a diferentes despachos a participar del mismo:

Este video ha sido visto por 24.000 personas, que de otra forma tal vez no habrían tenido acceso a esta información. En la secuencia completa del video tienen acceso a los datos de contactos del despacho que prefieran por diversos motivos particulares.

Es una demostración numérica, de lo que puede aportar el YouTube en términos de visibilidad y alcance a los conocimientos que como abogado, puedes ofrecer a tus clientes potenciales.

Unos párrafos antes, hacíamos mención a la importancia de hacerlo bien en YouTube. Con esto nos referimos a:

  • Publicar con constancia (para que al terminar la visualización YouTube su gira a nuestro visitante otro video de nuestro mismo canal y no uno de otro despacho),
  • ofrecer calidad en la imagen y la edición (el uso creciente de Smart TVs, Y la presencia de otros canales de la competencia manda),
  • Tener en cuenta el SEO dentro de YouTube, es decir, hacer las cosas de forma tal que cuando un usuario realiza una búsqueda en el buscador de YouTube aparezcan antes nuestros videos.

Grabar tu mismo y subir videos con una edición casera, —o cuando menos no profesional— es mucho mejor que no hacer nada, pero recuerda que puedes acudir a profesionales especializados para llegar más lejos y antes a tus objetivos.

Instagram

En Instagram se publican imágenes y o videos. Si se te da muy bien escribir pero, no tienes habilidad para la fotografía o la edición gráfica necesaria para expresar esos mismos conocimientos de la manera visual tendrás que buscar soporte en otros profesionales. No pasa nada, así funciona para todos.

Seguramente habrás escuchado frases a voleo como:

«Tienes que estar en Instagram porque ahora todo el mundo está en Instagram y es donde más te van a ver» Como siempre esto es cuñadismos pecan de un excesivo dogmatismo. Es cierto que Instagram es una red social que tiene un tremendo impacto en la actualidad y que ha protagonizado los sorpassos más contundentes del último lustro material de redes sociales.

Todas las redes sociales siguen la misma estrategia de negocio que marcó Facebook en su día: al principio, para resultar atractivas y crecer ofrecen una visibilidad enorme a los usuarios. Publicas un contenido y lo muestran a miles y miles de usuarios. Cuando ya tienen un número de usuarios activos gigante, desarrollan sus propias plataformas publicitarias de modo que en adelante, para disfrutar del mismo nivel de visibilidad que te ha enganchado a esa plataforma vas a tener que pagar. Instagram ya está en este estadio.

Por lo tanto, tu cuñado tienes razón en que Instagram es muy popular pero no tanta en lo de que te van a ver.

Instagram no es incompatible con YouTube. No se trata de —tengo una cosa o la otra—. No son excluyentes. Es más, el mismo material en video que produces para YouTube lo puedes compartir en Instagram. En YouTube por arte de SEO, ese contenido se va a ver más fácilmente, pero en Instagram convierte mejor a cliente. El mismo video en YouTube puede generar un comentario, pero en Instagram existe la posibilidad de comunicarse contigo por mensaje privado y viceversa. Esa atención personalizada convierte mejor a ventas en cualquier sector y más aún en el legal donde el cliente, no siempre quiere exponer que tiene un problema de tipo legal a la vista de todo el mundo.

Por tanto, la mejor idea es tener un combo YouTube más Instagram.

Desde ambas plataformas podrás derivar usuarios a tu página web, que es donde van a tener la visión más completa del servicio y todas las posibilidades de contacto.

instagram para abogados es una red social muy potente para comercializar los servicios de una firma jurídica

Twitter y LinkedIN para abogados

Ya dedicamos en su momento un artículo completo para hablar de LinkedIn y despachos de abogados:

Tanto LinkedIn como Twitter son plataformas en las que principalmente podemos compartir enlaces. Obviamente, en tanto que son redes sociales, podemos interactuar con otros usuarios.

Si tu despacho produce contenidos con regularidad (publicar noticias en un blog, comparte casos de éxito protagonizados, aparece en medios de comunicación, es entrevistado, escribe artículos…), tiene todo lo necesario para nutrir un buen perfil tanto en Twitter como en LinkedIn.

Tristemente en el caso de LinkedIn, una gran cantidad de letrados se limitan a tener una página de perfil —que en muchos casos no se cuida de actualizar— a modo de currículum online, sin explotar las inigualables posibilidades de contacto e interacción con potenciales clientes que brinda esta potentísima plataforma.

Y desde luego no es un dato menor el hecho de que el perfil de LinkedIn de muchísimos abogados es la primera referencia que aparece de ellos en Google cuando ponemos su nombre en el buscador. Razón de más para mimarlo y prestarle algo más de atención.

No es un dato menor el hecho de que el perfil de LinkedIn de muchísimos abogados es la primera referencia que aparece de ellos en Google cuando ponemos su nombre en el buscador. Razón para mimarlo Clic para tuitear

Facebook el gran conglomerado

Facebook fue la primera red social. Como es la más veterana entre las grandes, llevan años matándola y, sin embargo, justo es reconocerle que todas aquellas nuevas plataformas que vienen a ocupar su sitio, de momento no hacen sino copiar su modelo de crecimiento.

En Facebook puedes compartir enlaces, videos o imágenes. Hay una enorme cantidad de usuarios activos. Puedes crear comunidades, generar conversación… digamos que Facebook puede hacer todo lo que hacen las demás.

Y además puede darnos acceso una de las plataformas de publicidad digital más avanzadas del mundo con permiso de Google Ads.

Conclusión ¿qué red social es la mejor para los abogados?

Todas y ninguna. Perdona si esta respuesta no colma tus aspiraciones, pero ya dijimos al principio de este artículo que íbamos a ir de dogmas. El marketing siempre funcionó mejor al abrigo de la realidad.

La mejor red social para un despacho jurídico es aquella que vaya a poder trabajar de forma consistente en el tiempo y que se adapte a sus características intrínsecas. En todas las plataformas sociales hay despachos triunfando y otros pasando inadvertidos.

El objetivo de este artículo es:

  • Concienciar al abogado de la potencialidad a la hora de dar visibilidad a sus servicios que tienen las redes sociales
  • Reconocer los rasgos y características propias de cada una Y apostar por aquella o aquellas que mejor encajen con nuestra personalidad, habilidades y tipo de despacho.

Lecturas recomendadas

Si has llegado hasta aquí te quiero agradecer y felicitar a partes iguales. Leer el artículo completo me dice que eres una persona con interés en este tema y por ello voy a compartir contigo algunas lecturas que a mí me han clarificado mucho al respecto:

Y si estás buscando un apoyo estratégico en marketing para despachos, habla con nuestra agencia. Hemos trabajado con decenas de empresas en el sector legal. Solo tienes que hacer clic aquí para iniciar una conversación.


Consultor de Marketing Digital
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)