fbpx

Miles de emprendedores buscan estos días cuáles eran las claves del SEO pará el nuevo año 2021. Aquellos que no lo hacen deberían estar haciéndolo. Los estudios dicen claramente que más de un 80% de las ventas que se articulan a través de Internet las realizan personas que no han mirado más allá de los tres primeros resultados de la primera página de Google para su búsqueda. 

Por lo tanto: Si no consigues posicionarte entre esos primeros resultados de la primera página de Google para tus palabras clave del negocio, se reducen por cinco tus posibilidades de conseguir nuevos clientes gracias a Internet.

¿Qué es el SEO?

Empezaremos respondiendo brevemente a esta pregunta. Si eres emprendedor, empresario… puede que hayas oído hablar mil veces del SEO, posicionamiento SEO, posicionamiento web…

Del mismo modo, puede que no tengas ni idea de qué se trata. Partiremos de la definición para que podamos entender todo lo que viene a continuación. 

El término SEO nace de las siglas de SEARCH ENGINE OPTIMIZATION. Se traduce como Optimización para los Motores de Búsqueda. Un motor de búsqueda es Google. Por lo tanto, un servicio SEO, comprende un conjunto de herramientas, técnicas, estrategias y procedimientos encaminados a hacer que tu página web aparezca entre los primeros resultados de las búsquedas que le afectan.

Importancia del posicionamiento web

Sabido lo anterior: ¿es tan importante hacer SEO? Porque Google es una red neuronal que pasa por tu web cada pocos días y evalúa la pertinencia de tu contenido, y algunos otros aspectos técnicos. 

Busca averiguar si tu página web será un buen resultado que mostrar a sus usuarios respecto a los criterios de búsqueda para los que compite. 

Te lo explico con un ejemplo:

Supón que tienes una web que habla sobre fitness. Google no la mostrará a las personas que busquen servicios legales. Lo que establece en sus visitas a tu espacio es sí tu contenido es relevante, único, valioso y útil para las personas que hagan búsquedas relacionadas con el fitness. 

Si considera que tu web es óptima para esa intención de búsqueda de sus usuarios, aparecerás en buenas posiciones. SI considera que es muy muy óptima, estarás en las primeras posiciones. Cuando la gente realice búsquedas sobre este tema, tú serás lo primero que vean: no está mal ¿no?

Si no consigues posicionarte entre los resultados de la primera página de Google para tus palabras clave del negocio, se reducen por cinco tus posibilidades de conseguir nuevos clientes gracias a Internet Clic para tuitear

Elementos clave del SEO

Si acudimos a referentes del ámbito, como Neil Patel, Romuald Fons o Guy Sheetrit, encontraremos que los cimientos sobre los que se levanta una estrategia SEO, son:

✓ Contenidos: generar contenidos que cuadren perfectamente con las búsquedas de usuarios a que queremos dar respuesta con nuestra página web. Contenidos “inbound” que atraigan el interés, no contenidos descaradamente comerciales que espanten la audiencia.

 SEO Técnico: son las tareas que tienen que ver con la velocidad de página, la correcta indexación, los enlaces rotos, la estructura de contenidos; los mapas web, la navegabilidad, el desempeño en móviles… todo esto nos tiene que poner en la órbita de una mejor experiencia para Google cuando hace crawling —una especie de registro de nuestra casa digital, de nuestra web— para ver cómo indexa y califica nuestra web.

 SEO on-page: son las estrategias que tenemos que seguir, para que la gente tenga una mejor experiencia de uso en nuestra web, para que interactúe más y mejor con ella, se quede más rato, la comparta, la valore positivamente etc.   

✓SEO off-page: Estrategias para llevar más personas a tu página web desde otras webs, interlinking, recomendaciones, campañas, dinámicas de participación, reseñas…

Te hago esta categorización, porque desde aquí podemos confeccionar un plan estratégico. 

Si llenas tu web de mensajes comerciales y no añades contenidos divulgativos sobre tu producto/servicio, es como si una cadena de televisión solo emitiera anuncios y nunca películas, deportes o series. Nadie querría verla. Clic para tuitear

Las claves del SEO del 2021

No hay secretos ni recetas milagro. Si algo funciona en marketing es saber identificar las necesidades de tu cliente —buyer persona— (No confundir con tu consumer persona. Por ejemplo, si vendes juguetes no te interesa tanto el niño como el padre, que es quien lo paga).

El SEO no es un galimatías técnico alejado de esa realidad del marketing: solucionar los problemas o apetencias del cliente.

Por eso necesitamos tener una estrategia SEO, y no tiene por qué ser la misma de otra empresa. Tiene que ser la que valga para nosotros. Necesitas tener una estrategia SEO, que se adapte a tu plan global de marketing, para darle coherencia, fuerza y sentido.

¿Qué va a funcionar en el SEO en 2021?

Vamos a lanzarte sin más demora una serie de pautas para que las apliques. Se trata de procedimientos que puedes poner en práctica desde ya para resolver tus problemas SEO y para implementar mejores prácticas. 

Define TU estrategia SEO de 2021

  • ANALIZA TU BUYER PERSONA
  • GANA REFERENTES EXTERNOS DE CALIDAD
  • CREA CONTENIDO DE CALIDAD
  • USA TAMBIÉN PALABRAS CLAVE LARGAS
  • QUE SEA CONTENIDO ÚTIL
  • EVITA TRUCOS QUE TE TRAIGAN PENALIZACIONES

Lo que ha hecho Google es evolucionar de la cantidad a la calidad. Si tu web y en una capa más profunda, tu estrategia de marca, no sigue esa misma evolución, te quedas fuera de la partida. Contenido de calidad, perfecto. Si en lugar de apostar por esa calidad, te inclinas a lo de antes (Abuso de enlaces de baja calidad, canibalización SEO etc.) GAME OVER.

Vamos a analizarlas de una en una, para llegar a un concepto claro. Pero antes veamos lo que es Google y lo que no es.

Google es una empresa que da un servicio. Tiene un consumer persona (los que navegamos) y un buyer persona (los que pagamos anuncios). En la medida en que tenga más tráfico y consultas de su consumer persona, a su buyer persona le interesará pagar para hacerse visible en el buscador. Ese es su modelo de negocio.

Para conseguirlo necesita pensar como piensa su consumidor. La mecánica es interpretar qué es lo que está buscando una persona y devolverle los resultados que mejor ajustan a ese criterio. Para ello, ha desarrollado un algoritmo que trata de calificar a las páginas respecto a una búsqueda. Imagina que ese Robot que es Google entra a tu página con una pregunta ¿cómo de bien responde esta página a esta búsqueda? Para poder valorarlo mira cosas como los títulos, las descripciones de las imágenes, las etiquetas… ese es el algoritmo. Pero ese algoritmo no daba lugar a verdaderos resultados de calidad, sino a creaciones literarias artificiales que buscaban posicionar antes que informar al usuario.

Por eso Google ahora tiende a abandonar el algoritmo y convertirse en una red neuronal. Mediante millones y millones de cálculos, quiere aprender (Inteligencia Artificial) a pensar como las personas. Quiere sentir lo que siente una persona delante de un texto. La evolución hace que valore la experiencia de usuario, más que las etiquetas, los links o las palabras clave. Si antes no lo hacía así, sencillamente es porque todavía no tenía la tecnología para hacerlo, pero siempre fue el objetivo latente.

Ahora, se fija en otros parámetros: ¿cuánto tiempo está esa persona en tu web? ¿clica en otros sitios una vez dentro o sale huyendo? ¿está cómoda navegando desde su móvil? ¿vuelve al navegador tras visitar tu web para seguir buscando lo mismo? En definitiva ¿da señales de haber resuelto su consulta de forma definitiva y satisfactoria?

Si tu web ayuda a Google a dejar contento a esa persona que hace la búsqueda, posicionarás. 

Del algoritmo a la red neuronal ¿por qué?

El algoritmo era una aproximación. Un intento de pautar contenidos para que la gente los encontrara útiles. Pero no era más que la limitación de no poder pensar como una persona. Como el que realiza la búsqueda. 

Con los años hemos ido viendo cómo evolucionaba su tecnología de búsquedas. Al principio, lo que posicionaba eran las palabras claves. Entonces la gente hacía páginas con fondos en blanco y textos en blanco donde repetías la misma palabra miles y miles de veces. Engañabas al navegador y estafabas al lector que no encontraba nada útil, pero posicionaba. Google suponía que si una web repetía la misma palabra, ofrecía mucha información sobre ella. 

Después fueron los links. Había que conseguir enlaces. Todos a conseguir enlaces. Daba igual si provenían de una página referente o si no, si eran relevantes o no, spam o no… El caso era conseguir enlaces. De nuevo, algo que al usuario no le servía para nada. Google pensaba que si una página recibía muchos enlaces era como si mucha gente la recomendara.

Se llegaba a textos muy artificiales. Por ejemplo: si queríamos posicionar abogados especialistas en divorcios en Madrid te quedaba un texto tipo: somos abogados especialistas en divorcios en Madrid. Como abogados especialistas en divorcios en Madrid te procuramos la solución más ágil, barata y amistosa por eso confía siempre en abogados especialistas en divorcios en Madrid. Un coñazo que posicionaba. 

La red neuronal se basa en la inteligencia artificial. Ya no observa el texto tanto como la experiencia del usuario. Ya lo hemos anotado: cómo valora la página, si la lee hasta el final o no, si sigue dentro de otras secciones de la web etc.

Por lo tanto, lo que ahora posiciona es la calidad. Que la gente se encuentre atendida en su consulta y no atrapada en una partida de ajedrez entre el experto SEO y el robot de Google. 

Lo que ahora posiciona es la calidad. Que la gente se encuentre atendida en su consulta y no atrapada en una partida de ajedrez entre el experto SEO y el robot de Google. #SEO2021 Clic para tuitear

Pautas para hacer SEO en 2021

Analiza a tu Buyer Persona

Tienes que escribir para tu comprador, no para Google. Eso es lo que Google quiere. Ese es el gran cambio. Tu cliente es el mismo que el usuario de Google.  Si queda contento con tu web, queda contento con lo que Google le ha recomendado, ergo, con Google. 

Muy bien ¿y cómo analizamos a nuestro Buyer Persona? Para empezar, te recomiendo revisar las tendencias de búsquedas. Qué búsquedas son las que más se realizan. Una vez lo sepas, desarrolla contenidos que apunten a esas consultas. Otra estrategia es la de responder a unas búsquedas más minoritarias, pero que tienen menos competencia. Así te posicionarás para menos búsquedas totales, pero serás relevante con más probabilidad. 

Crea contenido de calidad

De nuevo. Deja de escribir para Google. Las claves del nuevo SEO pasan por pensar de forma empática con la persona que entra en tu web. Por ejemplo, imagina que son un runner que busca información sobre la condromalacia rotuliana porque me duele mucho al correr.

¿Qué quiere esa persona? Quiere entender qué le pasa, cómo se le ha ocasionado esa molestia; qué puede hacer para revertirla; cómo puede mejorar su técnica de carrera; cómo detectar los fallos en su zancada… Pues crea un post completo, así de específico y verás cómo gusta al corredor y a Google.

Si entra a una web que solo quiere venderle plantillas, repetirle veinte veces la misma palabra clave y dejarle poco informado porque total, con 350 palabras ya es suficiente para posicionar… Esa página no le servirá de nada. 

La empatía es el secreto para hacer SEO en 2021.

Crea contenido útil

Si a lo anterior (un contenido informativo y bien documentado) le añades un valor de utilidad, tanto mejor. Por ejemplo, puedes incluir plantillas para descargar y utilizar; recomendar libros para ampliar información; incrustar vídeo tutoriales que puedan ejemplificar lo que explicas en vivo; enlazar a un webinar en vivo sobre el tema… Ayudar, servir, resolver, solucionar… Esas son las palabras clave.

La empatía es el secreto para hacer SEO en 2021. Analizar qué busca la gente y desarrollar contenidos de calidad para responder sus búsquedas es esencial.

Enlaces de calidad

Necesitas enlaces de calidad. Es mejor un enlace, de una publicación con miles de visitas al día, muy específica para el tema de tu web que cientos de enlaces cutres de sitios donde no aportan nada ni tú a ellos (allí eres un spammer) ni ellos a ti.

No es más cantidad, sino más calidad lo que hace una buena experiencia de usuario en tu web. 

Palabras clave más largas

Las búsquedas por voz han crecido muchísimo este 2020. Los Reyes Magos harán el resto dejando en los hogares españoles miles de altavoces que funcionan a ritmo de Alexa y Ok Google. Qué tiene que ver eso con  el SEO para 2021. 

Mucho. Fíjate: cuando tenemos que escribir una búsqueda, nos invade una pereza que no es tal cuando la búsqueda la cantamos a un aparato. Nos cuesta más escribir que hablar. Cuando hablamos, nos explayamos más y damos a Google comandos de búsqueda más largos. Como hay muchísimos más altavoces inteligentes habrá muchas más búsquedas largas. Se entiende ¿verdad?

Pues ahora tienen cabida urls que apunten a criterios de búsqueda más extensos. Atácalos sin miedo porque van a recibir tráfico tan creciente como crecientes son las ventas de altavoces inteligentes.

Evita trucos, atajos y pelotazos.

Ahora ya no se trata de engañar al algoritmo (porque no hay algoritmo sino red neuronal). No se trata de escribir para un robot sino para un ser humano. Por lo tanto, déjate de antiguallas BlackHat SEO, canibalización de palabras clave, granjas de enlaces, repeticiones de palabras clave… porque no hay dietas milagro para el SEO. Ahora tienes que poner contenidos de calidad o no va a funcionar. 

Lecturas recomendadas para SEO

Te dejo una selección de títulos que podrías incorporar a tu biblioteca SEO para tu formación. Son libros que siguen siendo de actualidad (en el caso de los más anteriores) por la calidad de sus propuestas centradas en la experiencia de usuario.

Si tienes sugerencias, serán más que bienvenidas para ampliar esta biblioteca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Call Now Button