fbpx

Tener logo y web es una parte importante de la identidad de las marcas hoy por hoy. Pero ni mucho menos podemos decir que lo sea todo. Hoy vamos a hablar de las marcas. Muchas de las personas con las que tenemos oportunidad de diálogo y que se plantean un emprendimiento, confunden la necesidad de crear marca con rasgos externos, como tener logotipo o página web.

Construir una marca va mucho más allá. ¡Por supuesto que una marca necesita tener una representación visual! Y no menos cierta es la obligación de presentarse ante un enorme público digital en forma de página web.

Creer que un logo y una web te convertirán en una marca, es como creer que ponerte un chándal te convierte en un atleta Clic para tuitear

Pero podríamos tener todos esos atributos y no ser una marca. Creer que un logo y una web te convertirán en una marca, es como creer que ponerte un chándal te convierte en un atleta.

Tener logo

Entonces ¿qué es una marca? ¿qué me convertirá en una marca? ¿Cómo se construye una marca?

Una marca es personalidad. Igual que ocurre con las personas (las hay alegres, tristes, simpáticas, retraídas, cercanas, distantes…) las marcas son los atributos que podemos relacionar con una empresa, producto o servicio.

¿Lo vemos con un ejemplo? Ferrari y Rolls Royce. Las dos fabrican automóviles. Las dos tienen un precio estratosférico. Las dos son una “MARCA” que va más allá de unas meras siglas comerciales.

Oímos Ferrari y pensamos en Enzo. Pensamos en Schumacher, en la Fórmula 1. Pensamos en motores estruendosos y bólidos superrápidos. Oímos Rolls Royce y pensamos en un multimillonario flemático y británico yendo de paseo dominical. Pensamos en Reyes, en celebridades llegando a la Gala de los Óscar, en habitáculos forrados en piel y madera, con minibar para champán, asientos que dan masajes, mesas multimedia para utilizar el portátil mientras viajas…

Las dos marcas apuntan a un mismo cliente: gente con mucho, mucho dinero. Pero cada una tiene su público propio porque buscan carismas totalmente distintos.

Ese es el éxito de una marca. Ser evocada por un posible cliente. Cuando alguien con 200.000 € quiera un vehículo que le haga devorar kilómetros a ritmo de diversión y sentirse como un piloto pensará siempre en Ferrari. Cuando alguien busque lujo y distinción mientras llega a los eventos más elegantes de la ciudad, pensará en Rolls.

Una marca no es solo un logo y una web

Si tengo una pequeña empresa o micro: ¿qué más puedo hacer aparte de tener logo?  ¿Pueden los pequeños negocios crear marca?

Por supuesto. En mi calle hay tres panaderías. Mismo producto, mismo negocio, mismos clientes objetivo. Pero solo una de las tres es una marca: es más cara, tiene panes de todos los colores, pesos y formatos. No hay un cereal que no tenga su pan customizado en esa panadería. Repito, es más cara. No venden pan pre congelado ni ofertas tres a un Euro. Insisto, es más cara que las otras dos que venden lo mismo en su misma calle a las mismas personas. 

Sin embargo rebosa clientes. Es heredera de dos generaciones de panaderos artesanos. Veneran el pan y quieren clientes que lo vivan igual. Cuando en el barrio se habla de ellos todo el mundo piensa en pan gourmet. Son una marca. Incluso los que compran a precio en las otras, cuando tienen un almuerzo especial, invitados… pasan por allí. Han creado una marca. Se asocia su producto con unas características.

Personalizar es más importante que el color del logo

Ser capaz de conocer a tu cliente en profundidad hasta el punto de ofrecer un producto totalmente a su medida (personalizado) es mucho más importante que la velocidad de carga de tu página web o los colores del logotipo.

No me entiendas mal: en esta agencia diseñamos logotipos. No queremos tirar piedras contra nuestro propio tejado respecta este aspecto. Lo que queremos es incidir en el error que cometen aquellos emprendedores que pone foco en este tipo de aspectos importantes pero no tanto como la experiencia de usuario. Pero consideramos —por supuesto— que un logotipo es vital. Sirva de ejemplo el post que publicamos hace unos meses: ¿Debería tener logotipo en mi empresa? 

En resumen podemos decir que una marca es el resultado de un periodo de trabajo prolongado en el que los clientes llegan a asimilar una serie de aspectos relacionados con nuestra empresa. Es lo que piensan de nosotros: Fiables, rápidos, desenfadados o clásicos, rápidos o detallistas; Asequible eso de lujo; Jóvenes o seniors…

Si quieres que te ayudemos a construir una marca pregúntanos y te orientaremos sobre una estrategia viable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)